12 jun. 2016

Presentación "INCIDENCIAS" Con Juan Cruz

El pasado 3 de Junio, Link Enllaç Social tuvo el placer de contar con la presencia del director de cine Juan Cruz en La Violeta, con motivo de la presentación de la película "INCIDENCIAS" dirigida por José Corbacho y el propio Juan Cruz. 

"INCIDENCIAS" es una divertida comedia ambientada en un tren de alta velocidad. Un 31 de diciembre, a las 16:30 horas, un tren que va de Barcelona a Madrid se detiene sin causa aparente en medio de un solitario paraje. Incomunicados y bajo un temporal de viento y nieve, la inquietud y la desconfianza calan entre los catorce pasajeros, provocando con su disparatada conducta que salga a relucir lo peor de ellos. 

Más de cien personas asistieron al estreno de la película en Altafulla. Tras la proyección, el público tuvo la oportunidad de comentar sus opiniones con Juan Cruz. 


Historias sobre las vivencias que muchos de los asistentes han tenido en sus viajes en tren y que se vieron reflejadas en la película. Anécdotas de rodaje, como el hecho de que las escenas del interior del tren se rodaron en decorados y mediante reconstrucciones por ordenador ante la negativa para poder rodar en un convoy, o las dificultades pasadas por el equipo técnico para rodar la circulación de los trenes a la salida de las estaciones. Comentarios y preguntas sobre la interpretación de los actores y el buen hacer de todos ellos para llevar a cabo la película. Estas fueron algunas de las cosas que se hablaron tras la proyección. 

El debate se centró en conocer ese "making of" que siempre hay detrás de cada producción cinematográfica, pero también en el trasfondo que la película quiere mostrar sobre el comportamiento humano. 

Los prejuicios, el racismo, la xenofobia son temas que están presentes en la película y de los que Juan Cruz debatió abiertamente con los asistentes, dando lugar a considerar que a veces este tipo de comportamientos intolerantes están más presentes en lo cotidiano de lo que aparentemente parece, llegando a ser suficiente para descartar la opinión de alguien por el simple hecho de no vivir en tu mismo pueblo o ciudad. 

También se habló sobre como las situaciones inesperadas pueden transformar a las personas hasta hacerlas sacar lo peor de sí mismas. Así, Juan Cruz lo explicó muy gráficamente con una frase que el personal que trabaja en los trenes le había dicho en alguna ocasión: "Cuando un tren se para, lo primero que se acaba es la bebida alcohólica, después la comida y después la buena educación".

El público asistente disfrutó mucho con la película y agradeció la oportunidad de poder hablar abiertamente con el director. 


Cuando la vida descarrila
Crítica de José Manuel Ruiz

Probablemente, una de las cosas más complicadas en el mundo del arte, de cualquier tipo de arte y toda creación artística lo es, sea el innegable y agazapado reto de superarse a sí mismo con cada nueva propuesta. Todo el mundo tiene un gran disco, un gran libro o una gran película que le frotará los pies constantemente y a veces incómodamente a lo largo de su carrera. Corbacho y Cruz son seguramente conscientes hasta el hartazgo de la altura en la que situaron el listón con "Tapas" y muchos habrán sido los críticos que se lo habrán recordado tras el estreno de "Incidencias". "Tapas" no es quizás una película redonda, pero su calidad humana, la capacidad que tiene de bajar una cámara al pie de calle, a la mesa del bar, al olor a fritos o una terraza con geranios, es algo que marca. Siguieron acertadamente la estela con la serie para televisón "Pelotas", que mereció más fortuna  y continuidad a pesar de arrasar en el share. 

"Incidencias " es innegablemente un cambio de registro que no puede compararse con los trabajos previos de este tándem de directores. Abandonan lo cotidiano, la costumbre, el día a día, para adentrarse en un tren y facturar una película quizá menos humana pero más disparatada. Cuenta con una primera media hora exponencial donde los protagonistas se posicionan en el tablero de juego con interpretaciones de gran calidad esperpéntica. Toni Acosta y Miki Esparbé se revelan exquisitamente histriónicos, así como un Nao Albet que parece pasar de puntillas entre el relevante reparto, pero que interpreta con gran genialidad al hipster catalán Jordi. Carlos Areces no defrauda y tiene esa habilidad de generar expectación con sólo entrar en plano y se da la réplica con un Roberto Álamo que no es común verle en su vis cómica. Algo de lo que sí abusa Ernesto Alterio, quien quizás encarna otro de esos personajes a los que nos tiene acostumbrados. 

Quizá una de las mayores virtudes de Corbacho y Cruz como directores es el hecho de saber mantener un reparto coral sin destellos. No hay interpretaciones que destaquen por encima de otras, no hay actores más protagonistas que otros. Los catorce personajes se mantienen y se empujan en el filo del mismo abismo con igual proceder. Probablemente las tablas de unos y otros sean diferentes, y ahí Lola Dueñas tendría mucho que decir, pero sin embargo nadie pisa a nadie y sin duda, eso es mérito de los actores, pero también del guión y de la tarea de dirección. 

Basada en el guión original de Jaime Bartolomé, quien se documentó hasta la extenuación sobre el mundo ferroviario para narrar situaciones muy negras, "Incidencias" se traslada hacia el genero de la comedia con tintes oscuros con voluntad de hacer reír y pensar. Es una comedia de bofetón, de las que mientras te hace carcajear, te retuerce las tuercas al extraer a la pantalla temas incómodos, con los que arrea sopapos de conciencia. Como el racismo, por ejemplo. Quizá en este tema, la película cae en una falta de inmediatez y profundidad, al tocar este tema con demasiada insistencia y demasiado metraje sin dejar de caer en la reincidencia. Quizá el mayor logro sea no resolverlo y dejar en el aire la duda que todo espectador tiene cuando finaliza la película.   

"Incidencias" se lanza en Alta Velocidad a hacer reír y entretener. Lo consigue bien a ratos, se queda a las puertas en otros. Cierto es que le falta tensión en la catenaria para mantener el empuje y no caer en demasiadas ocasiones en el traqueteo facilonamente bailongo de un tren de cercanías o la cacharrería ensordecedora de un viejo mercancías. Le faltan estaciones por las que pasar y más cambios de vías para prodigar trayectos que den más cohesión a la cinta. 

"Incidencias" es una película sobre la pérdida del control. Sobre el inesperado encuentro de uno mismo en un mundo globalizado y exageradamente conectado y como ese encuentro revela aspectos de la conducta humana que uno desconoce, niega o esconde. El humano se sorprende a si mismo y a otros cuando saca lo peor, lo más austero, lo que ralla lo vergonzoso y lo peligroso, lo que no se quiere que se sepa y lo que sitúa la navaja, el maletín, la llave o la copa en la mano equivocada. Perderse significa saberse. Si eso se hace desde el descontrol, el viaje interno es aún más visceral. Pero las consecuencias de ese viaje pueden ser devastadoras tanto para uno como para su entorno, dejando heridas, muescas, terror y migas donde antes solo había la tranquila espera hasta un destino o una cena de fin de año. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario