15 feb. 2016

Dos días, una noche (Jean-Pierre i Luc Dardenne, 2014)

DIJOUS 18 DE FEBRER A LES 20:30 A LA VIOLETA


DOS DÍAS, UNA NOCHE

Títol Original: Deux jours, une nuit
Direcció i guió: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
País: Bèlgica, 2014
Fotografía: Alain Marcoen
Interpretació: Marion Cotillard, Fabrizio Rongione, Pili Groyne, Simon Caudry...
Durada: 96 min.
Versió: Versió Doblada
Gènere: Drama Social
Qualificació: No recomanada a menors de 13 anys

Sinopsi: Sandra disposa només d'un cap de setmana per anar a veure els seus companys de feina i convencer-los de que renunciïn a la seva paga extra per a que ella pugui conservar el seu lloc de treball. El seu marit Manu l'acompanya en aquests dos dies a contrarellotge.

Premis:
2014: Premis Oscar: Nominada a Millor Actriu
2014: Premis del Cinema Europeu: Millor Actriu
2014: Festival de Cannes: Secció oficial llargmetratges a concurs
2014: National Board of Review: Millors pel·lícules estrangeres de l'any
2014: Cercle de Crítics de Nova York: Millor Actriu


Comentaris professionals:

“Mestres de la imperfecció. Els Dardenne tornen a oferir una obra mestra amb l'excusa de la crisi.”
Luis Martínez
Diario El Mundo

“Els Dardenne es posen realistes sense adoctrinar, s'obliden de la retórica i van directes a l'emoció, abordant l'urgència del drama amb honesta i perfecta simplicitat.” Puntuación: ***** (sobre 5)
Salvador Llopart
La Vanguardia

“Meravellosa, alliçonadora i actual. És la millor pel·lícula d'una cinematografia excelsa, il·luminada a més per la cinegenia de Marion Cotillard.”
Manuel Piñón
Cinemanía



Maestría en tiempos de crisis
crítica de Àngel Andreu

Con dos años de retraso llega esta pelícua al Cineclub de Altafulla desde su estreno en el año 2014, y aunque tenerla con nosotros supone una gran alegría cinéfila, no deja de estremecernos que el tema en el que se sustenta la cinta todavía sea el de la crisis económica que está azotando a Europa y España (sí, sí, aquí también). Pero no sólo estamos hablando de crisis económica. También hablamosde una consecuente crisis de valores, en la que los protagonistas principales no son los números ni las estadísticas, sino las personas que sufren, que padecen, que están contra las cuerdas.

Los hermanos Dardenne, maestros del séptimo arte reconocidos en los festivales más prestigiosos (dos Palmas de Oro en Cannes deberían dar buena fe de ello incluso a sus detractores), comprenden la dimensión humana del conflicto, entienden el sufrimiento de la sociedad, los miedos y las dificultades de la cotidianidad. Nos lo mostraron en Rosetta (1999), en El Niño (L'Enfant, 2005), en El Niño de la Bicicleta (Le gamin au vélo, 2011) y ahora vuelven a demostrarlo en la perfecta Dos días, una noche (Deux jours, une nuit, 2014), cine social sin maniqueísmos, honesto, moral sin moralismos. Cercana, real y sin maquillaje, como Marion Cotillard, gigante protagonista.


Ella interpreta a Sandra, una mujer que se ha quedado sin trabajo. O no, pues desde la directiva le ofrecen la posibilidad de que, si convence a sus compañeros de que renuncien a una prima individual de 1000 euros, ella podría mantener su puesto. Así se iniciará el via crucis de esta trabajadora, donde en un fin de semana deberá ir puerta por puerta para mantener su trabajo y, también su dignidad e identidad.

Fieles a su estilo, cercano al documental, sin concesiones y con una cámara que sigue a nuestra protagonista durante un frenético fin de semana, los hermanos Dardenne (directores, productores y guionistas) nos sumergen en una realidad social donde toda persona tiene sus motivos y razones para renunciar o no ante una prima, donde cada argumento es válido ante la realidad que les ha tocado vivir. Los Dardenne no juzgan ni caen en maniqueísmos sensacionalistas. Y es ante esa “no posición” donde los realizadores suman en lugar de restar. Donde otro director hubiese mostrado un mero panfleto sociopolítico ellos nos regalan una película que remueve conciencias, aleccionadora, honesta y magnífica despojada de adornos para mostrarnos una realidad, cruda, pero realidad.



Aunque hay luz. Y si hay luz, hay esperanza. Maestros de lo imperfecto, la mejor película de una carrera excelsa... la crítica se ha deshecho en alabanzas con Dos días, una noche. Elogian el trabajo de este director de dos cabezas (como los hermanos belgas se han autodenominado más de una vez) sin olvidarse (¿cómo hacerlo?) de Marion Cotillard, quien demuestra el porqué es considerada una de las mejores actrices actuales. Quien nos enseña como lo más pequeño puede ser lo más grande y como algo aparentemente sencillo puede ser lo más extremadamente complicado. Poco más se puede pedir en una película de hora y media. Obra maestra, sin duda alguna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario