17 ene. 2016

Ex Machina (Alex Garland, 2015)

DIJOUS 21 DE GENER A LES 20:30 a la VIOLETA



Títol Original: Ex Machina
Direcció i guió: Alex Garland
País: Regne Unit, 2015
Fotografía: Rob Hardy
Música: Geoff Barrow, Ben Salisbury
Interpretació: Domhnall Gleeson, Alicia Vikander, Oscar Isaac
Durada: 103 min.
Versió: Versió Original Subtitulada
Gènere: Ciència Ficció, Thriller
Qualificació: No recomanada a menors de 13 anys

Sinopsi: El Caleb, un jove programador informàtic, guanya un premi per a col·laborar durant una setmana amb el misteriós i multimillonari creador de Bluebook, l'empresa on ell treballa. Quan el Caleb arriba a casa del Nathan, el seu cap, se n'adonarà que ha estat sel·leccionat per participar en una espècie d'experiment en el que estarà involucrada l'última creació del Nathan: una robot anomenada Ava dotada, suposadament, d'intel·ligència artificial. Serà el Caleb l'encarregat de determinar si està interactuant simplement amb una màquina o si Ava és quelcom més...





Premis:
2015: Oscars: Nominada a Millor Guió Original i Millors Efectes Especials
2015: BAFTA: 5 Nominacions, inclós Millor Pel·lícula Britànica
2015: Globus d'Or: Nominada a Millor Actriu Secundària
2015: National Board of Review: Millors Pel·lícules Independents de l'Any
2015: British Independent Film Awards: 4 Premis, incloent Millor Pel·lícula
2015: Critics Choice Awards: 3 nominacions, incloent Millor Guió Original i Millor Actriu Secundària


Comentaris professionals:

“Un drama tan extraño como brillante; tan turbio como finalmente sorprendente. Una propuesta que se atreve a dar dos pasos más allá al tópico que nos ocupa.”
Luis Martínez
Diario El Mundo

“Tan espartana como elegante, tensa, claustrofóbica, y sin miedo a combinar sátira y thriller, Ex Machina se sustenta en el trabajo de sus intérpretes: espléndidos.” Puntuación: **** (sobre 5)
Roger Salvans
Fotogramas

“El hermoso y delicado debut de Garland en la dirección es una Frankenstein de la era digital, rediseñada como una guerra de sexos. Es una pieza de cámara sobria y brillante”
Guy Lodge
Variety

Robots e inteligencia, pero no artificial
crítica de Àngel Andreu

Tengo miedo, Dave” pronunciaba HAL ante la atónita mirada del astronauta Browman en la magistral 2001: una odisea en el espacio. Una frase, la citada, que cobra mayor trascendencia, peso y no menos inquietud cuando oímos que es proferida por una máquina y no por un ser humano. Podría, la máquina, estar mintiendo simulando emociones para sobrevivir ante la inminente desconexión a la que se ve arrastrada. Ahora bien, aun siendo esa frase una farsa ya se demuestra que HAL, sabedor de su fatal destino e intentando por todos los medios salir airoso, posee inteligencia. Así pues, ese conjunto de cables y metales habría superado el famoso test de Turing, en el que se dice que si una máquina se comporta en todos los aspectos de manera inteligente, es que debe ser inteligente.

¿Qué nos convierte en humanos? ¿Qué diferencia hay entre una máquina que siente, piensa e incluso sueña y un ser humano? ¿Puede una máquina ser más inteligente que su propio creador? Preguntas que funcionan como puntos de partida utilizados en el mundo de la ciencia ficción incontables veces, tanto en el mundo del celuloide como en el literario, y que el año pasado se transformaron en una nueva y maravillosa película que es la que hoy nos ocupa: Ex Machina.


Caleb, un joven informático que trabaja en una empresa llamada Bluebook – algo así como nuestro Google – gana un premio para trabajar durante una semana con Nathan, el misterioso y multimillonario jefe de su empresa. Refugiado en una casa lejos de cualquier contacto humano o comunicación, Nathan recibe al ilusionado Caleb y le propone participar en una especie de experimento: ser el encargado de aplicarle el test de Turing a la robot Ava, su última creación. Es decir, Caleb tendrá que determinar si está tratando con una máquina o con algo más...

Situada en el genero de la ciencia ficción adulta (o hard sci – fi según el término anglosajón) Ex Machina no es un film de explosiones, lasers y sobrecarga de efectos especiales. Obra de cámara de apariencia minimalista pero enorme en referencias y profundidad, la película formula las preguntas citadas previamente para encontrar su propio camino e incluso plantear nuevos interrogantes. De aires trascendentes, hipnótica y deliberadamente fría, la cinta del debutante en la dirección (que no en el mundo del cine) Alex Garland se apoya en un inteligente guión propio y un trío protagonista magnífico, donde merece especial mención Alicia Vikander en el papel de Ava, quien se convierte desde su primera aparición en un personaje de referencia en el género en cuestión.


Con una cohesión narrativa, estructural y visual admirable, al mismo tiempo que con facilidad para generar tensión y manipular al espectador, Alex Garland demuestra que su opera prima no es una película de robots al uso, sino una perfecta combinación de thriller, sátira y drama con tintes filosóficos. El debate de la amenaza que supondría para la humanidad una inteligencia artificial superior es el punto de partida del director inglés, pero hay otros temas latentes en esta obra, como la representación en pantalla de la identidad femenina o la no menos inquietante sensación de vigilancia permanente a la que está sometida la sociedad actual. De hecho, es en esos momentos donde el film deja a un lado lo artificial para hablarnos de autenticidad, donde la ficción se convierte en -perturbadora- realidad.


No sorprende, una vez vista, que Ex Machina haya sido una de las cintas más alabadas del pasado año. Su director fue seleccionado por la pubicación Variety como uno de los 10 directores a tener en cuenta en los próximos años; la revista Rolling Stone la convirtió en la 3ª mejor película del año 2015; nominada en los BAFTAS a mejor película inglesa, entre otros premios; nominada al Globo de Oro a Mejor Actriz Secundaria y recién nominada al OSCAR de Hollywood a Mejor Guión Original. Las menciones hablan por sí solas y nos demuestran, una vez más, que Ex Machina no es solo una película de ciencia ficción. Es una pequeña joya muy inteligente y para nada artificial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario