27 ene. 2013

INSIDE JOB







FICHA TÉCNICA

Director: Charles Ferguson.
Título en VO: Inside Job
País: USA Año: 2010.
Fecha de estreno: 25-03-2011
Duración: 120 min.
Género: Documental
Color o  B/N: Color
Guión: Chad Beck, Adam Bolt
Voces doblaje: Matt Damon
Oscar 2011 al mejor documental





CRITICAS

Fotogramas
Documental narrado por Matt Damon, 'Inside Job' es la primera película que expone la terrible verdad sobre la crisis económica de 2008. El derrumbe financiero a nivel mundial ha supuesto más de 20 billones de dólares en pérdidas y, como resultado, millones de personas han perdido sus casas y empleos. A través de una extensa investigación y de entrevistas con respetados expertos financieros, políticos y periodistas, se expone el auge de una industria deshonesta y desvela las corrosivas relaciones que han corrompido a los políticos, al reglamento regulador y a los académicos.

Jose Arce. La Butaca
El común de los mortales vivimos este desastre global a pie de calle sin un conocimiento técnico exhaustiva o más allá de nuestras sufridas carteras y cuentas corrientes. A otro nivel poco sabemos por encima de la idea clara de que un grupo de trajeados  que controla  a una mayoría tan consciente como impotente ha estado a punto de mandarlo todo al traste. Pues bien, lo que consigue Fergusson es  disponer para todos sus nombres, caras y voces, en un trabajo de investigación periodística tan ameno como sorprendente por su efectiva franqueza. A lo largo de dos horas descubrirá el espectador ─algunos ya lo saben, otros no, hete aquí la labor pedagógica y no excluyente del séptimo arte─ que vive en una cadena de crisis, que los poderosos lucharon con encono para evitar la regulación a mediados de los noventa, los entresijos de la burbuja inmobiliaria… todo ello expuesto con claridad meridiana a través de los testimonios de abundantes voces doctas y la narración en off de un Matt Damon de tono serenamente didáctico. Visualmente acertadísima ─los mismos créditos iniciales atrapan y enganchan desde su arranque─, “Inside job” sólo cede en su ritmo durante un espacio en el que la exposición y definición de términos más farragosos atraviesa la pantalla, lapso necesario y con todo perfectamente asequible para enmarcar y contextualizar el aluvión de testimonios que nutren el metraje. Tremendamente valiosa en conjunto, la película se beneficia tanto de los participantes ─profesores, políticos, académicos, analistas, incluso un terapeuta de brokers─ como de los ausentes como Alan Greenspan o Larry Summers, cuyos silencios hablan por sí solos; además, el director se revela como un extraordinario periodista, capaz de arrinconar a base de datos y sinceridad a sus interlocutores ─el caso de Fred Mishkin es sencillamente hilarante─. Con un montaje endiablado y una banda sonora perfecta para el caso, Ferguson bucea en el corazón de un tema gravísimo con un respeto y eficacia pocas veces vistos en el género puramente informativo. Fabuloso. Calificación: 9/10 


Manuel Marquez
Su exposición argumental es clara y, pese a lo arduo que puede resultar la componente matemática de su leit-motiv, se hace perfectamente comprensible para el profano; en cuanto a su ritmo, el despliegue de imágenes es vigoroso y contribuye a que la narración resulte amena y enganche emocionalmente al espectador —siempre y cuando éste no se deje abrumar, eso sí, por la exhibición obscena de esa desvergüenza con que un puñado de degenerados ha dado lugar al estado de cosas que el documental retrata—.

El país.  Alvaro P. Ruiz de Elvira
"Tengo que empezar destacando que tres años después de nuestra horrorosa crisis económica causada por un fraude masivo, ni un solo ejecutivo financiero ha ido a la cárcel, y esto está mal." Estas palabras del director Charles Ferguson fueron las que más calaron entre todos los agradecimientos de la última gala de los Oscar. Ferguson subió al escenario a recoger el premio al Mejor documental por Inside job, una aterradora y compleja historia sobre el origen y los protagonistas de la crisis económica. En España se estrenó el 25 de marzo en cinco salas de Madrid, Barcelona y Zaragoza. Una semana después, tras su buena aceptación por parte del público y el boca a boca -la crítica ya la había ensalzado- su distribuidora amplió el número de cintas a 12, incluyendo una sala también en Sevilla. Un logro nada habitual para un documental que, aunque no cuenta nada nuevo, mucho tiene que ver con el mensaje que Ferguson expone en Inside job, a través de decenas de entrevistas y una labor de investigación periodística exhaustiva, cómo la irresponsabilidad de bancos, economistas y gobiernos ha causado una crisis económica que arrastramos desde 2008 y que ha provocado que algunos de los personajes que la desencadenaran salieran indemnes y aún más enriquecidos. Una película dura y compleja que en España funcionó muy bien en su primer fin de semana pese a las pocas copias y ser en versión original subtitulada: casi 6.000 espectadores y una recaudación de unos 38.680 euros, cifras más que dignas para las pocas salas que la exhibían. "Conseguir el Oscar ayuda pero la temática en concreto, la crisis y todo lo que lo rodea también. Me parece que ha removido un poco el asunto. Estábamos todos con la aceptación de la crisis y nos ha hecho abrir los ojos", dice Antonio Delgado, director del festival Documenta de Madrid.

Joaquin Estefania. El Pais
Sin ser revolucionaria, ni en el contenido ni en la forma cinematográfica, Inside job es imprescindible. No permitan que pase desapercibida.

Cinemania
Con la sana intención de poner (en muchos casos, plantarle) cara a los responsables de este caos, Fergusson se entrevistó con los grandes señores de los mercados y toda la fauna que les acompañó en su escalada suicida: periodistas, políticos y analistas, sí, pero también prostitutas, médicos y psicoterapeutas.“Ganar esas cantidades de dinero estimula las mismas partes del cerebro que la cocaína”, explica un neurólogo en la película. No es ni de largo el momento más escalofriante de Inside Job; esos llegan hacia la segunda mitad, cuando Fergusson hace preguntas que incomodan a tipos con el cuajo blindado por ingresos millonarios.
Para un espectador ésa es actualmente la única revancha posible con estos individuos parapetados tras despachos, cargos y títulos que les hacen inalcanzables. Que tartamudeen ante evidencias vergonzosas o busquen con la mirada una manera de salir de la emboscada que les prepara el realizador da gustirrinín, para qué negarlo. Además, Fergusson tiene el buen gusto de no ocupar con su ego ningún plano de la película, evitando michaelmoorismos y recursos efectistas. Las palabras tienen suficiente peso para que no sean necesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario